Qué hacer si no puedes pagar tus facturas durante el coronavirus

Coronavirus (COVID-19) Qué hacer si no puedes pagar tus facturas durante el coronavirus

Si el coronavirus que está en constante evolución ha paralizado tu ingreso o lo ha reducido de forma significativa, no te desesperes. En cambio, lo mejor es mantenerte en calma, usar los recursos que tienes y elaborar una estrategia para tus finanzas. Si el COVID-19 ha afectado tu capacidad de pagar tu alquiler o hipoteca, cubrir las demás facturas y poner comida sobre la mesa, esto es lo que puedes hacer para atravesar este difícil momento:

Vuelve a evaluar tus finanzas

Primero, analiza tu situación financiera en general. Cuáles son los gastos básicos para vivir, qué cantidad de deuda tienes y si recibirás algún tipo de ayuda financiera en forma de beneficios de desempleo o por discapacidad.

Luego, revisa todos tus gastos y fíjate cuál puedes reducir o eliminar. “Este es un excelente momento para revisar el último estado de cuenta y cancelar suscripciones o costos para reducir tus gastos futuros”, expresa Logan Allec, fundador de Money Done Right. “Además, considera eliminar cualquier gasto que no puedas afrontar ahora”. Es posible que algunos servicios se hayan interrumpido debido al coronavirus. Por ejemplo, las clases de yoga o el gimnasio.

Después, querrás ver cómo podrías disminuir tus gastos existentes. Tal vez puedas conseguir un plan de Internet para el hogar más económico o comunicarte con tu proveedor para ver si está dispuesto a ofrecerte una tasa promocional. Si eres nuevo en el mundo de la negociación, prepara un discurso básico antes de llamar. Recuerda: Para ellos, es mejor mantenerte como cliente que perderte por completo.

Por último, vuelve a revisar la lista de todos tus gastos y fíjate cómo puedes reducirlos. ¿De qué forma puedes ahorrar en artículos comestibles y entretenimiento en casa? En lugar de gastar efectivo en servicios de entretenimiento en línea, ¿puedes descargar películas gratuitas de la biblioteca local?

Verifica si se suspendieron los desalojos

Tal vez se hayan suspendido los desalojos en tu zona. En otras palabras, si no puedes pagar el alquiler debido al coronavirus, no te echarán de tu hogar. Esto se está implementando en ciudades, condados o a nivel estatal. Hay diferentes reglas y condiciones en función de donde vivas, así que tendrás que verificarlo.

Por ejemplo, el gobernador de California emitió un decreto con alcance estatal que protegerá a los inquilinos hasta el 31 de mayo de 2020. Sin embargo, eso no significa que te hayas liberado de la obligación. En California, igualmente tendrás que pagarle a tu arrendador lo que le debes. En el estado de Nueva York, los desalojos están suspendidos al menos hasta el 20 de junio.

Comunícate con tu prestamista

Si eres propietario de una vivienda y tienes que pagar una hipoteca, la Administración Federal de Vivienda (FHA, por sus siglas en inglés) ha suspendido las ejecuciones hipotecarias de viviendas unifamiliares aseguradas por la FHA por 60 días, desde el 18 de marzo de 2020. Más buenas noticias: si tu vivienda estaba en medio de un proceso de ejecución hipotecaria, este se suspendería.

En este sentido, puedes comunicarte con las empresas de servicios públicos de gas y electricidad para consultar si están eliminando los recargos por retraso o si te darán más tiempo de cumplir con tu pago antes de cortarte el servicio.

Contacta con tu arrendador lo antes posible

Allec recomienda que, si alquilas y te preocupa no poder pagar el alquiler del próximo mes, te comuniques con tu arrendador lo antes que puedas y te asegures de obtener información sobre las suspensiones de desalojos que considere tu gobierno estatal o local.

“Como arrendador, agradezco cuando los inquilinos son honestos y me cuentan su situación, sin intentar ocultarla con falsas excusas”. Así como a ti te gustaría que te informen cualquier decisión con suficiente anticipación, el hecho de avisarle a tu arrendador lo antes posible puede darle tiempo para prepararse y elaborar algún tipo de plan de contingencia.

Si puedes cubrir una parte del alquiler, podrías tratar de comunicarte con tu arrendador para explicarle tu situación y el motivo por el cual no puedes pagar el alquiler del próximo mes. En ese caso, querrás preguntarle si puede reducir temporalmente la cantidad que debes pagar. Dadas las circunstancias, tu arrendador podría estar dispuesto a aceptar este arreglo.

La asesora e instructora financiera Sarah Von Bargen sugiere que, si se te agotaron todas las opciones, averigües si tu arrendador aceptaría negociar. “¿Qué habilidades tienes que podrían resultarle útiles?”, señala Von Bargen, fundadora de Yes and Yes. “¿Podrías volver a pintar una unidad del edificio vacía o arreglar el jardín a cambio de un alquiler barato o gratuito? Si le alquilas a una gran empresa, quizá podrías brindarle ayuda con su sitio web o sus medios sociales”.

Busca ayuda

Si perdiste tu empleo y no puedes trabajar a raíz de la situación generada por el coronavirus, busca algún tipo de asistencia. Hay ayuda disponible.

Por ejemplo, de acuerdo con la nueva Ley Familias Primero de Respuesta al Coronavirus (FFCRA, por sus siglas en inglés), ciertos empleadores deben ofrecer a sus trabajadores una de estas dos opciones: 80 horas de licencia por enfermedad pagada en el caso de que no puedan trabajar debido a una cuarentena o por tener síntomas de COVID-19. Hasta 80 horas de licencia por enfermedad pagada, equivalente a dos tercios del salario, en el caso de que tengan que atender a alguien en cuarentena o a alguien con síntomas de coronavirus. Un empleado también podría ser elegible para gozar de una licencia pagada adicional de 10 semanas con dos tercios de su salario normal.

Además, podrías calificar para recibir asistencia de desempleo por desastre. Este beneficio se extiende también a trabajadores freelance y trabajadores por cuenta propia. Por ejemplo, si perdiste tu empleo, no puedes llegar a tu lugar de trabajo o no puedes trabajar debido a una lesión relacionada con un desastre, puedes solicitar este tipo de prestación por desempleo. Tendrás que presentar la solicitud a través de la oficina de desempleo de tu estado.

Querrás obtener información sobre otras iniciativas de ayuda basadas en el tipo de trabajo que haces y tu sector. Por ejemplo, hay iniciativas de asistencia para pequeñas empresas, trabajadores freelance y artistas. También hay opciones de ayuda para diferentes profesiones y sectores, por ejemplo, quienes trabajan como meseros y en el sector de belleza (solo por nombrar algunos).

Aunque la realidad de no poder mantenerte al día con el pago de tus facturas debido al coronavirus puede ser aterradora, mantener la calma y buscar distintas soluciones te ayudará a atravesar rápidamente por estos momentos difíciles.

¿Conoces más recursos útiles? ¡Compártelos en los comentarios! 

Tags:

Leave a Reply